La Adoración por las imágenes

La adoración por las imágenes, mediadoras entre el poder divino y el deseo humano. El estatus que les otorgamos requiere que las reverenciemos, que nos agachemos ante ellas, les hagamos promesas y les confesemos nuestros mas oscuros deseos creando un pacto secreto entre ambas partes. . Los personajes hieráticos como santos paganos tienen el poder de proteger y curar así como los animales, testigos y habitantes de todos los mundos son los que llevan y guardan los secretos.

Arquetipos y símbolos, comunes a todas las culturas y creencias se hacen presentes para armar un relato tan críptico como personal. Todos estos símbolos populares puestos al servicio de un subjetividad tan espesa que los vacía de sentido para otorgarles otro ajustado al propio capricho.

La pintura como medio universal desde la magia simpática, pasando por las religiones, las creencias paganas y populares se hace presente teniendo en cuenta toda la historia del arte . Tanto el óleo como el barro tienen toda esta información en su adn y en cada rastro está  la certeza que algo que desconocemos se cuela y nos es revelado. El juego de la representación no hace más que dejar en evidencia cierta falsedad e imposibilidad.

La pintura como histórico nexo entre el mundo material visible y todos los mundos ocultos nos devela lo que ya está ahí, los fantasmagoricos habitantes de otros planos se logran hacer presentes, actores inmóviles de un tiempo no lineal donde el pasado, el futuro, los vivos, los muertos, lo verdadero y lo falso conviven en absoluta certeza.

VP

2018